Sincronizando

SINCRONIZANDO

La Sincronicidad es la coincidencia en el tiempo, de dos o más eventos no asociados causalmente (es decir, sin estar precedidos por la relación causa-efecto), pero que comparten una relación significativa. Carl Jung, uno de los grandes psiquiatras de la historia, fue quien dio riendas a esta concepción, aunque las diversas filosofías orientales ya hablaban de esto desde la antigüedad. Todos hemos vivido y vivimos a diario situaciones que “aparentan” ser coincidencias del azar, pero claramente, no lo son. Jung creía que estas situaciones eran indicativas de como nos interconectamos los seres humanos entre nosotros y con la naturaleza que nos rodea. Seguir los pasos de la Sincronización, es seguir los pasos de nuestro destino.

Identificar la red de coincidencias que ocurren en nuestra vida, es el primer paso necesario para vivir la Sincronización. El siguiente paso es tomar conciencia de estas coincidencias mientras ocurren. El tercero es conectar los eventos y seguir sus pasos desde la intuición, sintiendo hacia donde nos lleva “esta corazonada” o que significado tiene para nosotros.

Vamos a ejemplificar esto: Nos encontramos en la calle con un amigo que hace mucho tiempo que no vemos. Luego de una conversación amena, “para ponernos al día”, nuestro amigo nos recomienda un libro sobre una Terapia de Sanación. Sin mencionarnos nada de la misma, simplemente nos dice: “Léelo, puede ayudarte”. Decidimos seguir el consejo de nuestro amigo, leemos el libro y descubrimos una maravillosa terapia, con la cual nos tratamos y mejoramos nuestra salud.

En primera instancia, parecería que el encuentro con este amigo fue casual, pero viendo el desenlace de la historia, está claro que no lo fue, había una sincronización esperando en este encuentro. Luego de que nos recomienda el libro, se nos abrían dos posibilidades: olvidarlo y dejarlo en la nada, o seguir el camino de la sincronización, leerlo y ver a donde nos llevaba esta historia…

Para aquellos que hayan leído nuestro escrito BAÑOS DERIVATIVOS, es interesante conocer la historia de France Guillain, autora del libro homólogo. Esta mujer vivió gran parte de su vida en una embarcación recorriendo el mundo por el mar. En una ocasión, sufriendo de fuerte dolores articulares que ella describe “como de Artritis”, se encuentra de paso con un abogado norteamericano, quien le recomienda la práctica de los baños derivativos. Ya que no tenía nada que perder, France decide realizarlos y para su sorpresa, a las 48 horas, desaparecen sus dolores articulares. Así, decide investigar más sobre esta técnica, que la ayuda a sanar problemas de salud suyos y de sus hijas, y termina publicando un libro que se distribuye por todo el mundo difundiendo esta técnica. Lo más curiosos de esta historia, es que France nunca volvió a ver a este desconocido abogado norteamericano.

Cuando somos conscientes de la interrelación de todas las cosas, de como cada una influye en la otra, de como están sincronizadas entre si, es que experimentamos la sensación de Unidad con el Universo, es la fina y entretejida Trama de la Vida.

De esta manera, diferentes señales que se nos aparecen en el camino como: una terapia de sanación, un libro, una película, un profesional de la salud, un régimen nutricional, una página web, etc, pueden ser puertas que se nos abren para transitar el camino de la sanación. Debemos estar alertas y seguirlas con la guía de nuestra intuición, sincronizando podemos sanarnos.

Lo invitamos a que nos escriba para:

• Aclarar dudas u obtener más información sobre algún escrito de la página

• Sugerirnos algún tema de su interés para futuros escritos

• Compartir información que pueda beneficiar a otras personas

Click here to add a comment

Leave a comment: