• Home  / 
  • Camino Sanador

Camino Sanador

EL CAMINO DE LA SANACIÓN

“El Ser Humano es un TODO. Su Sanación se gesta desde la profundidad hacia la supeficie”

El Ser Humano es un TODO: una compleja red de órganos y sistemas que se interrelacionan constantemente; tiene Alma, Consciencia y Mente; y se relaciona con el ambiente que lo rodea, con el cual intercambia energía.

Por lo tanto, todo enfoque médico que solo trate síntomas/órganos  estará abordando la parte mas superficial del problema.

Desde nuestra perspectiva y, apoyándonos en conocimientos de tradiciones antiguas, consideramos que el ser humano contiene diferentes niveles, yendo desde lo más superficial a lo más profundo:

  • Nivel Físico: aquel formado por nuestros diversos órganos y sistemas donde se representan los síntomas de las enfermedades: dolores articulares, lesiones en la piel, falta de aire, son algunos ejemplos.

Los diferentes medicamentos ANTI-SÍNTOMAS, ya sean de origen natural o sintético abordan este nivel, el más superficial…

  • Nivel Vital: aquel donde circula la energía, denominada “Chi” por la Medicina Tradicional China o “Prana” por la Ayurvédica. También hace referencia a este nivel, el clásico enfoque de los “Chakras”. Esta Energía Vital que poseemos está en un lugar diferente al de nuestro cuerpo físico, pero contenido en el mismo Ser e interrelacionándose. El problema es que no disponemos de un instrumento que pueda medir o cuantificar en forma fidedigna este nivel, no obstante, todos aquellos que hayan experimentado algún sistema de sanación energética, saben que existe…

Ejemplos de sistemas de sanación que abordan este nivel son: el Reiki,la Acupuntura,la Homeopatía, el Ayurveda, el Toque Terapéutico, entre otros.

  • Nivel Mental: en primera instancia es importante diferenciar el concepto de mente y cerebro. La mente es aquel “espacio no localizado” donde se originan los pensamientos. El cerebro es el órgano en donde los mismos se expresan.

Gracias a los fundamentos aportados por la Psiconeuroendocrinoinmunología, entendemos cómo nuestros pensamientos positivos pueden beneficiar a nuestro organismo, incluso nuestras defensas.

  • Nivel Supramental: aquí reside la CONSCIENCIA, fundamento de todo Ser. La misma es quien tiene la capacidad de darle un significado a los pensamientos originados en la mente y expresados por el cerebro. Por ende, es “SU CONSCIENCIA”, es decir Ud., quien decide si un pensamiento va a tener una connotación positiva o negativa. Esta es la CLAVE DEL PROCESO DE SANACIÓN, la posibilidad que Ud. tiene, a través de SU CONSCIENCIA de elegir entre dos posibilidades: el camino de la enfermedad o el camino de la sanación.
  • Nivel Espirital: sin dudas, todos poseemos un ALMA/ESPIRITÚ y, en última instancia, es la esencia de nuestro Ser. ALIMENTAR EL ALMA, es una práctica que deberíamos realizar tengamos una enfermedad o no. Dependerá de las creencias particulares de cada uno, pero buenos alimentos para el ESPIRITÚ lo constituyen: la FE, la ESPERANZA, la ORACIÓN, el SERVICIO AL PRÓJIMO, la COMPASIÓN, entre otros. Sin dudas, cultivar la espiritualidad, desde el lugar que cada uno sienta, es fundamental en el proceso de sanación.

Si bien este concepto de diferentes niveles del ser humano tiene por objetivo clarificar en forma práctica la idea de que somos mucho más que “carne y huesos”, debemos recordar que ellos están totalmente interconectados sin ningún tipo de separación ya que somos un TODO. Incluso aplicar una “técnica o método” de sanación sobre un nivel repercute, indefectiblemente, en los demás. Todos los Sistemas de Sanación mencionados en este escrito tienen esa posibilidad.

Así, esta visión del ser humano nos permite arribar a ciertas conclusiones:

  • La enfermedad, en la mayoría de los casos, se origina en las partes más profundas de nuestro Ser, para terminar manifestándose a nivel físico, “Primero se enferma el Alma, luego el Cuerpo”.
  • Al estar todos estos niveles interconectados y en influencia constante, el proceso de sanación debe contemplarlos a todos, desde la “profundidad a la superficie”.
  • Ud. se conoce mejor que nadie, por lo cual tiene la posibilidad de elegir lo que le hacen bien y lo que no. ESCUCHARSE A SI MISMO Y CONECTARSE CON SU INTUICIÓN son dos herramientas fundamentales que le permitirán tomar decisiones acertadas para su salud.
  • La enfermedad es una oportunidad para realizar cambios en su vida que exceden ampliamente el alivio de un síntoma, muchas veces lo llevan a recorrer un camino de evolución humana/espiritual que no hubiese recorrido sin ella, es el CAMINO DE LA SANACIÓN.

La CONSCIENCIA es el vehículo que conecta todos los niveles, es quien nos da la posibilidad de elegir entre lo positivo y lo negativo, entre el camino de la sanación y el camino de la enfermedad, Ud. elige, nosotros lo acompañamos…

 

En sucesivos escritos continuaremos profundizando en estos y otros conceptos.